Tiendas de peluches
Encontramos las mejores tiendas de peluches

11 consejos para poder comprar el mejor peluche

Casi todos los padres y madres nos hemos tenido que enfrentar alguna vez al hecho de si el juguete o peluche que hemos seleccionado para nuestros hijos o hijas es el mas acertado para el y si estaremos acertando con el gusto del peque de la casa, el rey del hogar, y todo esto sin tener que olvidar la parte en el que el juguete o peluche sea a la vez didactico y cumpla con su función educativa.

De todas maneras hay algunos consejos, 12 para ser exactos. que sí podemos recordar en el momento de comprar uno u otro juguete o peluche.


 
1. PENSAR MUY BIEN, y elegir que queremos regalar un juguete.
 
No vale cualquiera y regalar el juguete o peluche que veamos en cualquier estanteria de un gran centro comercial o el que parezca estar más de moda, el que nos anuncian siempre en televisión y prensa escrita. Reflexionemos sobre la edad del niño, la edad a la que va dirigido el juguete...


2. POR SER MAS CARO NO SERA MEJOR JUGUETE o PELUCHE.

Ese precio puede estar inflado para pagar la publicidad que han tenido que usar para vendertelo. Guiate de opiniones y experiencias de otros padres, es la mejor opción.
 
3. COMPRAR peluches SEGUROS

Siempre, siempre debemos mirar el etiquetado que es donde nos deberian dar toda la información y comprobar que los peluches cumplen las normas de seguridad minimas del pais donde residamos. Las 2 mas importantes podrian ser:
 
- El símbolo de Comunidad europa, CE, que colocado por el importador, nos dice que el juguete cumple con los requisitos de seguridad de la legislación vigente y por tanto es seguro para jugar con el.
 
- La edad para la que es el mas recomendable. Muchas de las recomendaciones vienen dadas por contener piezas pequeñas que pueden suponer un peligro para los niños.

Es algo muy importante, ya que si los peluches son para niños, la seguridad es lo mas destacado.
 
4. peluches muy DIVERTIDOS.

El niño debe encontrarlos divertidos para jugar, si no no serán buenos peluches o juguetes, no jugara con ellos y ya pueden ser todo lo didacticos y educativos que quieras que no los va a tocar.
 
6. CUIDADO CON LOS VALORES QUE TRANSMITEN CIERTOS peluches.
Aquellos que se basen en actitudes violentas, sexistas… No significa que debamos negarnos a comprárselos, pero si saber que ante una negativa nuestra los niños pueden idealizarlos y aumentar el deseo de este tipo de juegos.

7. NO REGALEMOS DEMASIADOS peluches o juguetes A la vez.

Una enorme cantidad de juguetes o peluches hará que desprecien. No por tener una gran cantidad de peluches nuestras hijas van a querer jugar mucho más con ellos. Podria darse justo el caso contrario.
 
 
8. NO ELEGIR NUESTRO JUGUETE DEPENDIENDO DE SU SEXO.
 
Muchas veces los niños y niñas suelen pedir, por lo general, peluches y juguetes diferentes, pero misión nuestra es eliminar la mayoria de estereotipos la sociedad e incluso nosotros, le estamos enseñando.

Si nuestros niños nos señalan un juguete que en no parece propio de su sexo, no debemos de marearnos en exceso y dejemos que se divierta con él. Hay grandes cocineros que son hombres y grandes mujeres ingenieras, Regalar una cocinita o un taller no debe suponer una traba dependiendo del sexo.
 
 
9. UN JUGUETE MUY SIMPLE PUEDE SER UN GRAN ACIERTO

Con un juguete muy simple podemos conseguir que estimule la imaginación, creando su propio mundo y aventuras para ese muñeco o peluche.

10. UNA MASCOTA NO ES UN JUGUETE.

A estas alturas aun hay que recordarlo. Es una gran responsabilidad y no tenemos que hacer ver al niño que una mascota es un juguete. Es mas parecido a un amigo que a un objeto, no lo olvidemos.
 
 
12. EL PELUCHE DEBE SER DEL GUSTO DEL PEQUE.
 
Hay que preguntarles sobre su gusto o sobre lo que quiere. La influencia que ejerce la televisión, sobretodo en estas epocas, donde hay 100 anuncios de juguetes entre capitulo y capitulo de su seria favorita, es muy fuerte y pueden dejarse llevar por los anuncios coloridos, llenos de destellos y sonidos, donde ciertos peluches parecen los mejores del mundo, aunque no ofrezcan.